Saison una cerveza de estación

Muchos elaboradores caseros tienen problemas con la temperatura durante el proceso de elaboración de la cerveza, tanto por bajas como por altas temperaturas. Esto ocurría en Valonia, una región francófona de Bélgica, cuyas fábricas artesanas carecían de sistemas de refrigeración, por lo que limitaban el proceso de elaboración a las estaciones de otoño e invierno. Debido a esta estacionalidad comenzaron a conocerse estas cervezas con el apelativo Saison del francés estación o temporada.

Estas cervezas se elaboraban en pequeñas granjas y eran un componente esencial de las mismas, ya que suplían, desde el punto de vista sanitario, la carencia de agua potable para el consumo de sus trabajadores. Cada una de estas granjas tenía su propia receta, pero coincidían en una fuerte lupulización para aumentar la conservación y el uso de especias procedentes del campo.

El color de estas cervezas dependía de la malta utilizada, y aunque su mayoría tenían un color dorado debido al empleo de maltas pálidas o tipo pilsner, también las elaboraban con maltas tostadas proporcionando tonos más oscuros, rojizos y ambarinos. En nariz son muy aromáticas destacando aromas a fruta y más moderado aromas a lúpulo y hierbas.

Tradicionalmente se consumían durante el verano, de hecho los trabajadores debían recibir hasta cinco litros por jornada durante la cosecha. Por esta razón, tenía que ser una cerveza lo suficientemente alcohólica (5 a 8 %vol.) como para aguantar almacenada hasta el momento de su consumo, pero sin excederse para evitar incapacitar a los trabajadores.

Actualmente estas cervezas se siguen elaborando en pequeñas cervecerías artesanas que conservan el estilo de las granjas que fueron. La cervecera Dupont es el principal ejemplo de las mismas, y es la encargada de elaborar la Saison Dupont, considerada en 2005 la mejor cerveza del mundo por la revista Men’s Journal.

Anuncios

Guinness. Una estrella de “rock” entre las cervezas.

La isla esmeralda no deja de ofrecer grandes atractivos a quien la visita. Sus gentes te acogen con verdadera cortesía, y a pesar de que en sus rostros quedan retazos de un pueblo que no ha tenido las cosas fáciles, ellos sí saben divertirse. Los pub irlandeses difieren mucho de los establecimientos Europeos de la misma índole. En su caso, se tratan de segundas casas (public house) donde se reunían después del trabajo para socializar. Un lugar en el que reunirse, charlar, comer y sobre todo beber. Todo ello en un entorno lleno de detalles que busca ser acogedor y resultar, con el tiempo, tan familiar como tu propia casa. Para completar este ambiente cercano es muy común contar con música en directo, de solistas o jóvenes grupos que inician aquí su andadura hacia el éxito. Ejemplo de ello tenemos a Sinead O’Connor, Enya, The corrs o la banda de rock U2. Pero, sin duda alguna, la verdadera estrella en los pubs es la pinta de Guinness.

Todo cervecero que se precie de serlo, tiene la obligación de visitar la Factory Guinness si pone los pies en Dublín. Allí podréis descubrir algunos de los secretos que hacen tan especial a esa cerveza. Entre ellos se encuentra el tostado de la cebada, el uso del agua de las Wicklow Mountains o la adición de nitrógeno para conseguir la cremosa espuma. También aprenderéis la forma correcta de servirla y finalmente disfrutar de ella en The Gravity Bar (bar del museo).

Tendencias. Un nuevo hobby que está arrasando

La elaboración de cerveza puede resultar un hobby muy gratificante. Tan sólo hay que pensar en la satisfacción que te puede proporcionar beber tu propia cerveza cuidadosamente diseñada.

Es posible, que ahora te surjan muchas dudas como por ejemplo ¿Cuánto cuesta empezar? ¿Realmente merece la pena teniendo en cuenta el precio de una cerveza en el supermercado?…Para ser honestos, el precio puede superar a las cervezas más baratas del mercado, pero estamos hablando de un hobby y no de ahorrar en la lista de la compra.

Si realmente estás interesado, con una pequeña inversión inicial podrás adquirir todo lo necesario para convertirte en el maestro cervecero de tu casa.

Para empezar y no gastar mucho dinero, ya que es conveniente saber si realmente te gusta esta tarea, puedes adquirir un kit completo de iniciación en nuestra tienda online de uvarum.com. Estos kit cuentan con todo lo necesario (materiales e ingredientes) para elaborar 23 litros de cerveza. Los ingredientes vienen en un formato que simplifican totalmente el proceso, elaborados por un maestro cervecero. Una vez que domines el proceso de fermentación y embotellado, dispones en nuestra tienda de diferentes clases de malta en grano (base y especiales), distintos tipos de lúpulos, así como todo lo necesario para diseñar tus propias recetas.