Guinness. Una estrella de “rock” entre las cervezas.

La isla esmeralda no deja de ofrecer grandes atractivos a quien la visita. Sus gentes te acogen con verdadera cortesía, y a pesar de que en sus rostros quedan retazos de un pueblo que no ha tenido las cosas fáciles, ellos sí saben divertirse. Los pub irlandeses difieren mucho de los establecimientos Europeos de la misma índole. En su caso, se tratan de segundas casas (public house) donde se reunían después del trabajo para socializar. Un lugar en el que reunirse, charlar, comer y sobre todo beber. Todo ello en un entorno lleno de detalles que busca ser acogedor y resultar, con el tiempo, tan familiar como tu propia casa. Para completar este ambiente cercano es muy común contar con música en directo, de solistas o jóvenes grupos que inician aquí su andadura hacia el éxito. Ejemplo de ello tenemos a Sinead O’Connor, Enya, The corrs o la banda de rock U2. Pero, sin duda alguna, la verdadera estrella en los pubs es la pinta de Guinness.

Todo cervecero que se precie de serlo, tiene la obligación de visitar la Factory Guinness si pone los pies en Dublín. Allí podréis descubrir algunos de los secretos que hacen tan especial a esa cerveza. Entre ellos se encuentra el tostado de la cebada, el uso del agua de las Wicklow Mountains o la adición de nitrógeno para conseguir la cremosa espuma. También aprenderéis la forma correcta de servirla y finalmente disfrutar de ella en The Gravity Bar (bar del museo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s